GASTRONOMíA Y VINOS > CELLERS
    buscador

SON TOREÓ

lineas Volverlineasimprimirlineasenviar a un amigolineas
SON TOREÓ
Menú del día Servicio de reservas Targetas de crédito
Visitar la bodega de Son Toreó, en Sineu, Mallorca, es algo más que una cita gastronómica. Es un encuentro con el pasado más remoto de la Vila, la primera de Mallorca, que dió morada veraniega a los reyes de nuestra monarquía en el Palacio Real, hoy convento de clausura de las monjas Concepcionistas.

La historia está impregnada en cada rincón del gran casal que el matrimonio Francisca Alomar y Pere Fuster compraron en el año 1974 para reconvertirlo en un templo de la cocina mallorquina genuinamente casera. Según han averiguado los estudiosos entre ellos el padre Bartomeu Mulet, historiador de la villa de Sineu- la alcurnia de los Torelló, familia originaria de este antiguo casal, es tan antigua como la misma villa.

En el año 1242, tan sólo trece años después de la conquista catalana de Mallorca- Fray Berengari Torelló era canónigo regular de la iglesia de Sant Antoni de Mallorca. Otro miembro ilustre de la alcurnia fue Felipe Torelló, que en 1390 pertenecía al Grande y General Consejo, antigua institución que redosava la soberanía isleña.

La tradición oral de Sineu relata que en la bodega, el lugar más antiguo de la casa, los reyes de Mallorca celebraron a menudo reuniones con sus nobles y notables. Esta tradición se basa en el hecho que los monarcas mallorquines pasaban los meses de verano en su palacio de Sineu.

La tradición gastronómica de la bodega de Son Toreó empezó hacia los años treinta, cuando el matrimonio Francisca Fraude Ramis y Guillem Alomar Fornés, servían vino y algún arenque tostado, o un pedazo de panceta o botifarrón y unas cuantas olivas a los labradores y mercaderes que comparecían en el antiguo local, en la bodega sita en la parte baja del caserio. En el mismo lugar donde se asegura que el rey se encontraba con sus nobles. Los mercaderes acudían con la típica cesta con tapadera, pedían fuego y vino, dos gotas de aceite, y pasaban largos ratos cerca de fuego, comiendo y bebiendo. Esto sucedía principalmente los miércoles día de mercado, todavía hoy en día está bien viva la expresión de ir a hacer miércoles a Sineu.

Pasó el tiempo y poco a poco la bodega iba ampliando sus actividades. Ya se servía el típico frit de Sineu cortado pequeño, una maravilla de la cocina hecha con los escasos recursos que daba la tierra. El trabajo y el renombre de la bodega aumentaba cada día más, hasta que llegó un momento en que los jóvenes de la casa, la hija Francisca y el yerno Pere Fuster, cogieron las riendas del negocio. Ya se servían, además del frit, albóndigas y callos, la olla de huevos, y la olla de bacalao, sin olvidar el típico pescado escabechado, y el “ arròs brut “ o de matanzas. Más adelante, ya navegando en aguas de una cierta prosperidad económica, se empezaron a servir costillas, lomo, y por la gran fiesta de la Feria de Mayo, la incomparable lechona asada al horno de leña.

Fue en el año 1974 cuando tuvo lugar el acontecimiento que marcó el futuro de la bodega de Son Toreó y la convirtió en la gran referencia gastronómica de Sineu. Los Estadans compraron el histórico caserío a doña Carme Ferrer, última señora de la alcurnia. Después vino la restauración, que convirtió los señoriales salones del palacio en espaciosos comedores. Y todo esto se hace, cosa insólita por entonces, desde el mayor respeto a la savia antigua de la casa, que de esta manera renace del pasado esplendoroso.

Llegamos al año 1989 que es cuando el negocio pasó a manos de la tercera generación. Cogieron la responsabilidad los tres hijos del matrimonio Fuster-Alomar, Joana, Toni y Guillem, pero con el acuerdo de dejarse asesorar por sus padres conscientes de que no se podía perder de ninguna forma la tradición lograda, el concepto humano y la hospitalidad que a través de la mesa debía continuar.

Los principales platos que forman la base, han llegado hasta los nuestras días gracias a la tradición de calidad de los productos autóctonos y el encanto del toque singular de la casa, y es por esto que se han ido integrando a esta cocina, nuevos conceptos y otros elementos contemporáneos, pero conservando la tradición, tal y como siempre se ha hecho a lo largo de la historia de las tres generaciones.

Hoy, como ayer, visitar Son Toreó es tener un placentero encuentro con el pasado más remoto de la isla.

  • Datos de Interés
Sineu
  • Dirección y datos de contacto

C/ SON TORELLÓ 1, 07510
Sineu

Tel.: 971 520138
Fax: 971 520159
E-mail: guifusal@hotmail.com


  • ¿Cómo llegar? google

  • Horarios

De 10.00 h a 16.00 h 
De 19.30 h a 00.00 h

Días de descanso:

Lunes no festivos

  • Capacidad

75 pax




Carta de vinos mallorquines

TINTOS
D.O. Binissalem
Sio (Hereus de Ribas), Franja Roja, Carmesi (Jaume de Puntirò), Macià Batle
D.O. Pla i Llevant
Sant Jaume, Butiballausi
Vi de la Terra Mallorca
Anima Negra 2, Son Bordils, Son dels Cavallers

ROSADOS
D.O. Binissalem
Macià Batle

BLANCOS
D.O. Binissalem
Macià Baltle (Blancs de Blancs)

  • Precio medio

menú a 15 € / precio medio carta 25€

Formas de pago:

todas las tarjetas y efectivo

  • Idiomas carta

catalán / castellano

  • Enlaces de interés

www.ajsineu.net




lineasVolverlineasimprimirlineasenviar a un amigolineas


PATRIMONI A LES ILLES BALEARS · Agència de Turisme de les Illes Balears (ATB), Conselleria de Turisme i Esports · Illes Balears Institut d'Estudis Balearics Illes Balears